Hay estos días muchos comentarios sobre como llamar al software que usamos en nuestros equipos, Linux, GNU/Linux, o como yo propuse en el blog Diario de una Linuxera, por el nombre concreto: Android, Tizen, Debian, Ubuntu, Fedora, OpenSuse ……, y lo peor de todo, en algunos casos lo único que se hace es atacar al que tiene una opinión diferente.

Como sabéis no soy ni informático ni administrador de sistemas, y he sido siempre técnico de máquinas informáticas. Cuando empecé en el mundo de las maquinas informáticas, acababa de salir el IBM PS 30 que incluía un disquete de 3,5 pulgadas de 720 Kb con el Sistema Operativo DOS 3.30. Para instalarlo en el disco duro de 20 Mb que traían bastaba con hacer un Fdisk, y luego un format c: /s. Solo con eso el equipo ya tenía el Sistema instalado y podía arrancar.

Para mi el Sistema Operativo es lo que permite que un ordenador pueda arrancar, luego para poderlo utilizar tienes que instalar programas que serán los que permitan que el ordenador además funcione. Precisamente Microsoft, en mi opinión, llegó a ser lo que es porque permitió que otros hiciesen también negocio, de tal modo que el ponía el Sistema Operativo y el resto de programadores y empresas solucionaban los problemas de los usuarios con nuevos programas que se añadían.

Esta suma dio origen al entramado que es hoy el Sistema Operativo de Microsoft y que incluye a muchísimos grupos y empresas que tienen su negocio gracias a Windows que es el heredero de aquel Sistema Operativo DOS.

Pero cuando en mi ordenador instale por primera vez Linex 2, descubrí un mundo diferente. Al terminar de instarlo ya podía usar el ordenador, ya podía ver películas, editar documentos, ver y editar fotos, no solamente el ordenador arrancaba, el ordenador ya funcionaba, ya se podía utilizar.

El paso siguiente fue descubrir que Knoppix 3.7 permitía utilizar el ordenador sin ni siquiera instalar nada en el disco duro, que se podía utilizar solamente utilizando Knoppix desde un CD.

El concepto que me impactó fue que no estaba instalando un Sistema Operativo, no era algo que me permitía arrancar el ordenador, estaba instalando una Distribución GNU/Linux. Esa es para mi la diferencia. Cuando instalo Ubuntu, Linux Mint, Federa, OpenSuse….. no estoy instalando un Sistema Operativo, estoy instalando una Distribución GNU/Linux, y hoy en día también existe la posibilidad de instalar una Distribución GNU/kFreeBSD.

Cuando empezaba e instalaba el DOS 3.30 el equipo arrancaba con ese sistema operativo, si tu puedes arrancar el equipo con el kernel Linux, también le puedes llamar sistema operativo.

Quizá en el mundo profesional la cosa es mas clara. Debian, RHE, Suse, no los veo como un paquete. En muchos casos tienen los elementos imprescindibles para arrancar, ahí es donde puede existir duda. No incluyen escritorio ni programas, son Sistemas Operativos Linux en contraposición al los Sistemas Operativos BSD, Z/OS, Windows, o Unix y son empleados fundamentalmente en servidores.

Pero un paquete en el que se incluye un kernel, un escritorio y toda clase de Software para usar el ordenador para mi la mejor definición es llamarle Distribución GNU/Linux.,

JVareDistribuciones LinuxGNU/LinuxDistribuciones,gnu linux,sistemas operativosHay estos días muchos comentarios sobre como llamar al software que usamos en nuestros equipos, Linux, GNU/Linux, o como yo propuse en el blog Diario de una Linuxera, por el nombre concreto: Android, Tizen, Debian, Ubuntu, Fedora, OpenSuse ......, y lo peor de todo, en algunos casos lo único...Gnu/Linux, Manuales de Hardware, y mas.