Hace unos días veía en Youtube una charla de Chema Casanova @txenoo para @citiususc sobre las licencias en el Software Libre y lo importantes que son para su desarrollo, y que podéis ver completa en este enlace: https://youtu.be/kyesPVP3CEs

Sobre el mismo tema de las licencias habla Tom Yates en su entrevista a Tom Callaway @spotrh de Red Hat, y de su trabajo de control sobre estas dentro de Red Hat y de Fedora, y que está relacionada con la conferencia que Tom Callaway dió en el FOSDEM, y que podéis ver en: https://youtu.be/EjflNTd2kho

Sigue a continuación la traducción.

Tom Callaway parece ser un buen tipo con una velocidad humana funcionando al 140%. En tan sólo 20 minutos dio una conferencia muy interesante, que bien podría caber en una ventana de 45 minutos, sobre los principios rectores de Fedora, como fueron creados y como funcionan en la práctica.

Hace tiempo, dijo Callaway, Red Hat construía Red Hat Linux totalmente “dentro de casa”. La empresa no ingresaba dinero; la venta de los sombreros del logo era más lucrativa que la venta de cajas de Red Hat Linux, que al parecer eran vendidas con pérdidas. Sintiendo que ese plan no era viable a largo plazo, Red Hat comenzó a hacer Enterprise Linux. No quería parar con el Linux “aficionado” por lo que decidió lanzar Fedora. Red Hat también quería que la comunidad fuese tenida en cuenta en aspectos de como Fedora se comportaba, o su aspecto, pero la empresa no quería dejar a la comunidad “tomar el control”, por ser aún legalmente el distribuidor.

Entonces alguien (del que nadie se acuerda) creó la etiqueta FE-LEGAL en Bugzilla, que tendría que ser aplicada para cualquier incidencia que pudiese causar problemas legales en el lanzamiento de Fedora. En los tiempos de Red Hat Linux, los problemas legales estaban bien controlados y debido a esto, todo el mundo asumió que la misma atención era dada a los incidentes con la etiqueta FE-LEGAL. Por desgracia esto no era cierto, y cuando se dio cuenta, Callaway se ofreció para gestionar este tipo de incidentes. Con el apoyo del equipo legal de Red Hat, creó tres reglas simples.

La primera, todo debe ser software libre. Incluso consideró la “open source”, pero rápidamente descubrió que todo lo que tenía código abierto y estaba en Fedora o era software libre, o tenía una licencia cuestionable. Requerir que todo fuese libre era suficiente; fue una elección bastante popular, pero rompió el WiFi de todo el mundo, debido a que (al menos en ese momento) todo driver WiFi necesitaba que al menos una parte de firmware fuese cargado en el hardware. Nadie quería ver a Fedora como la distribución conocida como “la distro que todo el mundo usaba hasta que el WiFi era necesario”, y debido a esto, el requisito fue cambiado a “debe ser software libre, con la excepción del firmware necesario para hacer que el software libre funcione”. Este movimiento no fue muy bien aceptado, sobre todo por la Free Software Foundation, y, obviamente, Callaway sería más feliz si los fabricantes de controladores inalámbricos cambiasen sus prácticas de ventas para que esta excepción se pudiese descartar sin romper la conexión WiFi de todo el mundo.

La segunda, todo debía ser seguro para que Red Hat lo pudiese distribuir. Significa estar dentro de las leyes de los EE.UU. por más “estúpidas y anticuadas que estén.” Esto también significa no Infringir patentes norteamericanas conocidas. Esto no significaba una búsqueda exhaustiva de patentes en todo lo que iba para Fedora, pero infringir deliberadamente una patente conocida era una buena manera de que la dirección de Red Hat tendría que litigar después. Esto causó la retirada del soporte MP3 en ese momento.

La tercera, debía respetar las marcas registradas de Red Hat. Se decidió que la mejor manera de hacerlo era respetar las marcas registradas de todo el mundo.

Concesión de licencias era el siguiente problema. Red Hat Linux tenía un repositorio “contrib”, donde la gente ponía todo tipo de cosas que fueran compiladas en Red Hat Linux y podrían ser utilizadas. Cuando comenzó Fedora, varios voluntarios llevaron todo lo que había en este repositorio para Fedora. Por desgracia, se tomó esta acción sin una preocupación real por licencias. Existía un campo “licencia” en la base de datos de los paquetes, pero en lugar de “GPLv3” o “MIT”, algunos paquetes tenían cosas como “distribuible” o en casos más memorables el campo estaba cubierto con un “ok”. Callaway hizo una encuesta y encontró 350 licencias diferentes, incluyendo 16 variaciones de BSD y 34 variaciones de MIT (pudiendo haber más ya que dejó de contar al encontrar 34).

La solución fue entonces crear un “license agreement” (contrato de licencia), que no fue bien recibido. Algunos colaboradores vinculados a empresas se negaron a firmar, y se negaban a decir por qué; una encuesta no oficial sugiere que la gente tenía miedo de que fuese un término del tipo “copyright agreement” (acuerdo de derechos de autor), incluso sin serlo. Entonces se creó el Fedora Project Contributor Agreement que comienza explicando que no es un acuerdo de derechos de autor, y desarrolla en términos sencillos para decir que todo lo que se crea y se coloca en Fedora y no tiene una licencia explícita libre, se le aplicará una licencia estándar (MIT para el código, y CC-BY-SA a otros contenidos).

Estas acciones han dado forma a lo que es Fedora ahora. Callaway habló de una serie de logros obtenidos por el proyecto clarificando y arreglando problemas con las licencias. Cambiando la licencia SGI FreeB, y haciendo que el X.Org sea realmente libre; convenciendo a Sun (y más tarde a Oracle) para abandonar la cláusula de la licencia de Java que prohibía su uso en submarinos nucleares, convirtiéndola en libre; también convenció a colaboradores del CPAN a alterar la licencia de los módulos que eran Artistic-1.0-only, y sacar de Fedora los módulos que no podían ser ajustados, teniendo este último proyecto apenas 6 meses. El Proyecto Fedora también trabajó con TeXLive para identificar y eliminar todos los componentes no libres.

El reconocimiento de que la comunidad Fedora estaba tomando en serio la emisión de licencias comenzó a atraer la atención de proyectos más pequeños, para que emitiesen una licencia de forma correcta; y parte de la notificación también hizo hincapié en las consecuencias de la creación de sus propias licencias. Un problema en particular es que las fuentes textuales, utilizaban licencias no libres; los creadores en general no tenían ningún impedimento para liberar estas fuentes, pero en la mayoría de los casos ni siquiera se estableció contacto con dichos creadores.

La decodificación MP3 ahora forma parte de Fedora porque ya han expirado las patentes, pero la codificación sigue siendo un problema a causa de los titulares de los derechos y sus acciones. Se añadió la criptografía de curva elíptica (Elliptic curve) a Fedora después de seis años de espera de la funcionalidad básica, y diez años de espera para las curvas de uso común. Callaway reveló que tiene un calendario en su escritorio con una lista de todas las patentes que van a caducar: en algunas mañanas se despierta, y el calendario con un aviso sonoro le recuerda que pasará el día añadiendo una función para Fedora que antes no podía ser distribuida. La patente de compresión de texturas S3 expirará el 02 octubre de 2017, por lo que los juegos de Steam seguramente funcionarán mejor en versiones de Fedora y actualizaciones posteriores a esa fecha.

Si una gran empresa con mucho dinero quiere participar en un proyecto con una alta implicación de la comunidad, alguien debe ser responsable de las cuestiones legales. Como el personal de software libre se comunica tan claramente con los abogados como los perros se comunican con los delfines, alguien tiene que mediar entre los dos grupos, hablando con cada uno en su propio idioma. Esta persona va a ayudar al personal del software libre a entender mejor las cuestiones legales, y le va aclarar a los abogados de que forma funcionan las personas que desean colaborar de verdad. Callaway es el tipo que hace esto y yo (Tom Yates) como usuario de Fedora le debo una cerveza.

Traducido al portugues por

Nícolas Wildner (nicolasgauchoΘgmail·com)

http://br-linux.org/2017/01/uma-discussao-sobre-o-estado-juridico-do-fedora.html

Referência: lwn.net

https://i2.wp.com/jvare.com/wp-content/uploads/2017/02/Licencias-en-el-Software-Libre.jpg?fit=420%2C360&ssl=1https://i2.wp.com/jvare.com/wp-content/uploads/2017/02/Licencias-en-el-Software-Libre.jpg?fit=150%2C129&ssl=1JVareDistribuciones LinuxGNU/LinuxSoftware libreHace unos días veía en Youtube una charla de Chema Casanova @txenoo para @citiususc sobre las licencias en el Software Libre y lo importantes que son para su desarrollo, y que podéis ver completa en este enlace: https://youtu.be/kyesPVP3CEs Sobre el mismo tema de las licencias habla Tom Yates en su...Gnu/Linux, Manuales de Hardware, y mas.