Estamos tan acostumbrados al ruido ambiente, incluido el de nuestro ordenador, que cuando nos falta nos sentimos raros.

Fuente

Tira Linux Hispano