La asociación de usuarios de Linux, Hispalinux a denunciado antes las autoridades de la Unión Europea el sistema de arranque cautivo de los equipos con Secure Boot.

Según el comunicado de Hispalinux que podéis leer completo en este enlace, este sistema, que Microsoft a impuesto con el lanzamiento de Windows 8,  incumple tanto directivas de competencia como de defensa de los consumidores.

Microsoft ya ha tenido problemas en la Unión Europea, que ha sabido torear, aprovechando su posición de casi monopolio en los sistemas operativos, esperemos que esta vez los consumidores y las empresas y comunidades que apoyan el Software Libre, obtengan una resolución rápida y que sirva para la defensa de sus intereses.